Sector público y privado acuerdan cuidar la soberanía del Paraguay sin cerrar las puertas a mercados internacionales

El ministro de Industria y Comercio, Javier Giménez, participó este lunes de una reunión entre representantes del sector público y privado, encabezada por el canciller Nacional Rubén Ramírez Lezcano, donde abordaron diversos temas que hacen a las negociaciones que se están llevando adelante con Unión Europea.

Según mencionó el Titular del MIC; en la reunión se habló del Tratado de Libre Comercio que se viene discutiendo a nivel de bloques desde hace 25 años. Indicó que se hizo un análisis de la situación actual, donde Europa ahora está mostrando signos de levantamiento por parte de productores.

Asimismo, se trató la reglamentación 1.115 que se mantiene independientemente al TLC y la cooperación técnica. “Tenemos que cuidar nuestra soberanía jurídica, que es una preocupación de los gremios de la producción, pero al mismo tiempo no cerrar las puertas a esa oportunidad de exportar a Europa. Entonces hay que buscar un balance y se les dio tranquilidad a los sectores de la producción, de que entrar en acuerdos de cooperación técnica no significa ningún riesgo a la soberanía”, refirió.
Giménez aseguró que tales cooperaciones permitirán que sectores como el cuero o los sectores industriales de la soja, la harina y el aceite puedan ingresar a Europa. Cabe señalar que el 30% de la materia industrial de la soja va a Europa.

“No es un mercado despreciable, entonces esa es la lucha y al final llegamos todos a un acuerdo de que se pueden lograr las dos cosas, mantener la soberanía jurídica del Paraguay en esa materia, pero al mismo tiempo no cerrarse al mundo”, apuntó.
Necesaria trazabilidad

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores, Rubén Ramírez Lezcano, indicó que se abordó la necesidad de seguir con la demanda paraguaya ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre el impacto que tiene como obstáculo la Resolución 1.115 de la Unión Europea. Asimismo, mencionó que se viene trabajando con todos los sectores, sobre los elementos vinculados a la trazabilidad de la producción, de la industria, el comercio y de los servicios para el acceso a los mercados internacionales.

“Nos pusimos de acuerdo en que los equipos técnicos de cada uno de los gremios representados y de los ministerios afectados, para encontrar una sola voz”, apuntó.

Mientras tanto, el ministro del MAG; Carlos Giménez, dijo que en el encuentro fueron aclaradas algunas dudas sobre la mencionada normativa, sin dejar dudas de que el Gobierno del Paraguay está del lado de la producción, sin descuidar la posibilidad de que Paraguay demuestre su competitividad al mundo.

La actividad económica es una sola

En otro momento, el presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP); Enrique Duarte, agradeció la convocatoria a la reunión donde quedó demostrado que la actividad económica es una sola, que forma parte de una cadena virtuosa de la que, ninguna economía de un país puede quedar alejada. Se habló, dijo, de fortalecer los sistemas de trazabilidad no solamente por un posible acuerdo con la UE, sino también por aquellos mercados desarrollados.

Finalmente, Sandra Noguera, gerente general de la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (CAPPRO), dijo que tanto el sector público como privado tiene la tarea de desarrollar una herramienta en el marco de las condiciones de mercado.

Noguera adelantó que, de cerrar las puertas al mercado europeo, el sector de la soja perdería alrededor de USD 2.500 millones en divisas ya que Paraguay exporta soja en estado natural. “El 90% de la soja va a Argentina y la Argentina se va a adecuar al reglamento de la Unión Europea”, adelantó a la par de resaltar que este es un mercado de referencia.

Tranquilidad al campo

El ingeniero Héctor Cristaldo, presidente de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), mencionó que encontró una sintonía entre todos los actores públicos y privados para trabajar juntos en la defensa de los intereses de Paraguay en los mercados internacionales. Aseguró que denuncia presentada por el país contra la Resolución 1.115 es una señal que da tranquilidad al campo, por lo que la idea es hacer las cosas bien y con tranquilidad para que ningún mercado esté cerrado, pero tampoco aflojar ante, lo que él calificó como medidas unilaterales que pueden frenar el desarrollo del Paraguay.

Etiquetas

Categorías