Empresas nacionales del rubro textil y de confecciones fueron capacitadas para una producción más eficiente, por técnicos de Taiwán

Este viernes, se realizó la presentación de Resultados y entrega de Certificados del Taller de Introducción de nuevas tecnologías a la industria Textil, dictado por la Federación Textil de Taiwán, como parte de la cooperación brindada por la Misión Técnica a través del Proyecto Fomipymes, que se lleva adelante con el Ministerio de Industria y Comercio (MIC).

 

 

El objetivo de esta capacitación fue la transferencia de conocimientos y tecnología a ser aplicados en nuestro país, para lograr una producción más eficiente y apuntar a la conquista de mercados internacionales. Consistente, en promover la transformación del modelo de negocios actual, que se centra en la fabricación y comercialización de productos originales denominado OEM (Fabricante de Equipos Originales), hacia un modelo ODM (Diseño Original del Fabricante), que permitirá a las empresas incorporar nueva tecnología e innovación para el diseño de prendas en formato 3D.

En este cierre de entrenamiento y actualización de conocimientos, participaron los viceministros del MIC, de industria, Lorena Méndez y de Comercio y Servicios, Oscar Stark; el embajador de la República de China (Taiwán), José Chih-Cheng Han; el director de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Mark Kerr; el vicepresidente de la Asociación Industrial de Confeccionistas de Paraguay (AICP), Santiago Colombino; directivos, funcionarios y técnicos de las cuatro empresas nacionales seleccionadas, Martel, Vagos, Abdiez e Indopar.

Potenciar a emprendedores
La viceministra de Industria, Lorena Méndez puntualizó que las personas que recibieron el entrenamiento son agentes multiplicadores de lo que han aprendido, resaltando que el compromiso del MIC es seguir potenciando a más empresas para que sean dinamizadoras del comercio. «Se demostró en el sector textil que funcionarios de esta área son potenciales emprendedores, porque salen de industrias grandes y abren sus propias empresas, porque se sienten capaces y fortalecidos en sus habilidades para hacer negocios individuales», afirmó Méndez.

Destacó que el rubro tiene 200 mil empleos en forma directa e indirecta, por la cantidad de talleres que venden sus servicios tercerizados. «Es ahí donde el Ministerio de Industria y Comercio enfoca sus esfuerzos desde el Viceministerio de Mipymes en alianza con el sector financiero, de potenciar aún más, de que tengan la capacidad exportadora, y que desde el día uno, sus operaciones empiecen con una formalización total, no solamente con el RUC y otros, sino que tenga cobertura social y sobre todo una cobertura de jubilación que merecen nuestros ciudadanos», agregó.

Papel importante
El embajador de la República de China (Taiwán), José Chih-Cheng Han, señaló que la industria textil siempre ha jugado un papel importante en el desarrollo de un país, siendo esta la locomotora de muchos países en vías de desarrollo que lo ha llevado a despegar económicamente, destacando que Taiwán fue uno de ellos.

«Consideramos que Paraguay tiene mucho potencial en este sector, además de su ubicación geográfica, que tiene un acercamiento con un mercado de millones de consumidores. Paraguay puede ser muy importante en esta nueva etapa, en la conquista de nuevos mercados, razón por la cual consideramos introducir tecnologías en el diseño, para potenciar las grandes empresas paraguayas de confección, e igualmente impulsar el sector textil ante las pequeñas y medianas empresas», resaltó el diplomático acreditado en nuestro país, quien mencionó que irán incorporando nuevos proyectos con el Modelo SBDC, y conjuntamente con la USAID, que marcará un hito en la cooperación para la asistencia de pequeñas y medianas empresas entre los tres países.

Ventajas competitivas
Santiago Colombino vicepresidente de la Asociación Industrial de Confeccionistas de Paraguay indicó que el modelo de desarrollo industrial que anhelan para nuestro país plantea un desafío apasionante y esencial, y crean en simultáneamente empleo para el presente y para el futuro.

«La ubicación de nuestro país en el Mercosur confiere a la industria de la confección un rol crítico, siendo ésta una actividad de mano de obra intensa que proporciona una oportunidad sin igual para la generación de empleo. Sin embargo, si no trabajamos de manera paralela la generación de valor, corremos el riesgo de perder nuestras ventajas competitivas con el paso del tiempo, mantenerla y fortalecerla es un objetivo que sólo podremos alcanzar a través de la sostenibilidad, la creatividad, la formación, la educación, la tecnología que hoy nos convoca en este evento», remarcó.

Cabe destacar que la adopción de este modelo de negocio permitirá un salto cuantitativo y cualitativo a las industrias textiles del Paraguay, generando mayores oportunidades de negocio y ganar espacio en ese sector a nivel internacional.

 

Etiquetas

Categorías