Compañía internacional de alimentos y energía manifestó interés de desembarcar en el país

El ministro de la cartera de Industria y Comercio (MIC), Javier Giménez, acompañó la reunión del presidente Santiago Peña con representantes del grupo JBS de Brasil, en donde hablaron sobre las oportunidades para la instalación de la compañía dentro del territorio nacional, como así también, sobre la situación de la Hidrovía Paraná-Paraguay.

Al termino de la reunión en Mburuvicha Róga, Giménez comentó a los medios locales sobre el encuentro con los representantes de la compañía del vecino país y resaltó que el grupo es una de las industrias líderes dentro del sector alimenticio a nivel mundial, además de incursionar en la distribución de energía en Brasil, producción de carne y en la exportación de minerales. Expresó que con estas reuniones se abren oportunidades para que vengan a instalar operaciones de exportación de carne en Paraguay, tanto de cerdo, como también de la proteína vacuna y de aves (pollo).

Asimismo, Giménez señaló que en esta reunión se conversó sobre el sector energético y las innovaciones para este rubro, ya que la empresa se dedica a la distribución y producción de energía a través de granjas con luz solares.

Por otra parte, el ministro comentó que quizás uno de los puntos más importantes que se trató durante este encuentro fue lo relacionado a la Hidrovía Paraná-Paraguay, ya que los mismos se encuentran interesados en que el país encuentre una solución a los problemas logísticos que están existiendo.

«Ellos están interesados en que el Paraguay encuentre una solución al tema logístico, sobre todo con inversiones para liberar 50 millones de toneladas del norte de Brasil que van a revolucionar el país en cuanto a la instalación de astilleros y provisión de servicios logísticos, entonces ha sido una jornada extremadamente fructífera en todos los sentidos», expresó Giménez.

Con relación al proyecto de la compañía en el cauce Paraná-Paraguay, el titular del MIC indicó que se trata de una iniciativa a mediano plazo, ya que se debe de encontrar mecanismos para el dragado de la hidrovía, por sobre todo en el tramo soberano. «Con el dragando en el tramo soberano ya vamos a poder solucionar gran parte del problema, estimo que el 70% del problema, ya nos quedarían pocos tramos para pasar y eso va a significar una cuantiosa cantidad de volumen pasando por nuestro río», sostuvo Giménez.

Con relación al estimativo de la inversión, manifestó que en primer lugar se deben realizar los estudios ambientales, ya que se trata de un punto fundamental para el dragado y el balizamiento de los ríos, y que los números preliminares apuntan a un número aproximado de USD 50 millones, en los próximos 10 años en estos trabajos.

 

Etiquetas

Categorías