2022-07-07

Industria del calzado nacional sigue avanzado con la capacitación del sector y las mejoras de habilidades en cuanto a diseño y modelaje

Industria del calzado nacional sigue avanzado con la capacitación del sector y las mejoras de habilidades en cuanto a diseño y modelaje

El Ministerio de Industria y Comercio (MIC) y el Proyecto FOMIPYMES de la Misión Técnica de Taiwán, realizaron este jueves 7 de julio la presentación de resultados y la entrega de certificados del curso de diseño y modelaje de calzados, en el Salón Auditorio del MIC, a unas 24 personas dedicadas a la confección de calzados y a más de 20 de estudiantes universitarios.

La industria del calzado en Paraguay sigue avanzando, con la capacitación y formación de profesionales en el área de diseño y modelaje mediante el apoyo del Viceministerio de MIPYMES y el Proyecto FOMIPYMES, con el apoyo permanente en conocimientos y mejoramientos de las capacidades técnicas de las empresas dedicadas a la confección de calzados.  

Desde el año 2021, el MIC viene preparando con asistencia en capacitación a los calzadistas, emprendedores, microempresarios, empresas y estudiantes en el rubro, en lo referente al diseño y modelaje de calzados.

El acto estuvo presidido por el viceministro de MIPYMES del MIC, Isaac Godoy, y participaron el gerente del Proyecto FOMIPYMES de la Misión Técnica de Taiwán, Max Chen; el decano de la Facultad de Comunicación, Artes y Ciencias de la Tecnología de la Universidad Americana, Mario Silvero; profesionales del rubro calzadista, gremios y miembros del Proyecto FOMIPYMES.

Triple hélice
En la presentación, el viceministro Godoy señaló que en todos los proyectos que encara el Viceministerio de MIPYMES, con las cooperaciones internacionales y con los programas nacionales, esta fomentada la conexión de la triple hélice, ya sea en diferentes espacios y modalidades. “Los gremios del sector privado, los programas del sector público y las universidades estamos trabajando en varios rubros, confección, lácteo, yerba mate y calzados. Quiero celebrar que la Americana (Universidad), en este caso, es un actor participe y protagonista de este segmento especial. No es una excepción que la universidad este presente en el centro de los objetivos de cada uno de nuestros proyectos”, agregó.

También, se refirió al trabajo conjunto que viene realizando el Viceministerio de MIPYMES del MIC, con el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTESS), para la puesta en marcha del Centro Tecnológico del sector calzado. “Se trata de una escuela taller donde se seguirán formando a los calzadistas en diseño y modelaje, en un espacio de aprendizaje. Con la Misión técnica de Taiwán estamos gestionando fondos para el equipamiento del centro, que contendrá tecnología del nuevo siglo, que nuestro país se merece tener por el talento y las capacidades que se han visto en el aula, donde se trabaja con la nueva generación. La industria del calzado va a elevar su nivel, a partir de los esfuerzos y el trabajo coordinado de todas las instituciones”, indicó el viceministro de MIPYMES. 

Asimismo, destacó que los gremios tienen ideales visionarios, porque saben lo que necesita la industria del sector del calzado, y resaltó al respecto, que seguirán fomentando la triple hélice. ” En esa conexión está el secreto del desarrollo económico y social que ha llevado a los países más adelantados a acelerar el proceso, y buscamos que en Paraguay sea una norma, conectarla a todos los programas”, subrayó.

Talento, el gran diferenciador
 A su vez, el gerente de Proyectos FOMIPYMES de la Misión Técnica de Taiwán, Max Chen, resaltó que con las capacitaciones apuntan a potenciar los conocimientos y mejorar las capacidades técnicas, en las empresas dedicadas a la confección de calzado. “En FOMIPYMES y el MIC seguiremos trabajando en la promoción y el fortalecimiento del sector”, enfatizó. 

El decano de la Facultad de Comunicación, Artes y Ciencias de la Tecnología de la Universidad Americana, Mario Silvero puntualizó que la casa de estudios esta preparada para mezclarse con espacios híbridos, ya sea con el sector productivo y con las instituciones, con el objetivo de obtener resultados y productos satisfactorios en los diferentes sectores. “Nuestro compromiso es apoyar en todo lo que sea posible desde la universidad, y la formación de la carrera de diseño, porque evidentemente hay talento en nuestro país, y eso es nuestro diferenciador. Quizás no podemos competir en infraestructura, en cantidad de productos, pero en diseño si podemos competir. Insto a los microempresarios y estudiantes a seguir capacitándose y creando arte, porque todos buscamos el progreso a través del conocimiento”, resaltó.

Un antes y un después
Una de las microempresarias beneficiadas con el curso de diseño y modelaje de calzados, María José Giménez, expresó su satisfacción por asistir a las capacitaciones, por adquirir conocimientos que la ayudaran en su negocio. “Me considero afortunada por asistir a los dos cursos de diseño. Mi emprendimiento llamado Majo Gimenez Calzados, lleva algunos años, y me lancé al rubro, sin mucho conocimiento, pero con el firme propósito de desarrollarlo con éxito”, puntualizó. 

En su búsqueda de aprendizaje y capacitación, fue contactada por el Proyecto FOMIPYMES, que la condujo a ser partícipe de la oportunidad de desarrollarse en el sector. “Es maravilloso y bendecido para nosotros, que nos den la oportunidad de poder adquirir este tipo de conocimientos. Ahora puedo desarrollar mis propios diseños. Estamos agradecidos, todos los compañeros, por apostar a nosotros, en querer que mejoremos. Hay un antes y un después, de estos cursos para el sector, porque apuntamos a que el paraguayo sepa que, en nuestro país, se pueden hacer productos de primerísima calidad, y que nos estamos formando para que nuestros productos se expandan por el mundo”, resaltó. 

Igualmente, el capacitador Carlos Bordón, quien tuvo a su cargo la enseñanza y formación de los participantes a los cursos, señaló que, desde el inicio de las capacitaciones, realizado de octubre a noviembre del año pasado, comenzaron a dar las primeras pinceladas de conocimientos tecnológicos, con el fin de desarrollar el sector industrial del calzado. “Iniciamos un proceso de cambio de chip.  Dejar el empirismo, por un lado, que no es malo ya que contienen los conocimientos que van de generación en generación, y tratamos de introducir el nuevo chip, que sería el tecnológico, que es lo que justamente proponemos con los cursos”, destacó.

Volver