2020-10-12

Confeccionistas nacionales realizaron entrega de las batas de uso médico

Confeccionistas nacionales realizaron entrega de las batas de uso médico

El acto se llevó a cabo en el Parque Sanitario Nº 1, ubicado en Mariano Roque Alonso, y contó con la participación del titular del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPBS), Julio Mazzoleni; de los empresarios confeccionistas y autoridades de las instituciones del Estado como del sector privado que apoyaron para la concreción del Acuerdo Nacional, modalidad de compra utilizada para la adquisición de las batas quirúrgicas.


La ministra Liz Cramer del Ministerio de Industria y Comercio (MIC) participó de la entrega de las primeras unidades de batas de uso médico, confeccionada por empresas nucleadas en la Asociación de Industriales Confeccionistas del Paraguay (AICP). El acto se llevó a cabo en el Parque Sanitario Nº 1, ubicado en Mariano Roque Alonso, y contó con la participación del titular del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPBS), Julio Mazzoleni; de los empresarios confeccionistas y autoridades de las instituciones del Estado como del sector privado que apoyaron para la concreción del Acuerdo Nacional, modalidad de compra utilizada para la adquisición de las batas quirúrgicas. Asimismo, en el acto el presidente de la AICP, Diego Daud se refirió a los ministros Cramer y Mazzoleni, como los artífices del trabajo de unas 5.000 familias durante la pandemia, y que están distribuidas en todo el país.

La ministra del MIC, Liz Cramer resaltó que, de un tiempo a esta parte, la industria nacional tuvo una reconversión que es muy encomiable, pues en la actualidad está produciendo tapabocas y batas quirúrgicas y no quirúrgicas, para uso local y también para exportación. “La industria textil que venía golpeada porque su vinculación era muy fuerte con la Argentina, tuvo una reconversión, al reaccionar de manera importante, ante la pandemia. Personas que antes veíamos trabajando en alta moda de diseño, ahora están hablando de otro tipo de exportaciones. Desde la Mesa de la Red de inversiones y Exportaciones (REDIEX), hoy se habla de gramaje y otros términos técnicos, que se han debido de aprender, no solamente ellos como dueños de empresas, sino todo su equipo de trabajo. Es impresionante ver ese cambio paradigmático de línea de trabajo que han hecho”, puntualizó la titular del MIC, respecto al cambio que las empresas de la confección han tenido. A continuación, destacó que no sólo se quedaron con el mercado local, sino que apuntaron a la exportación, y en la actualidad, tienen pedido de organizaciones importantes como lo es la Naciones Unidas y otras. “Que alegría saber que la industria nacional ha adquirido el nivel necesario de confianza de este sector tan sensible, como para dar abasto internamente y que también seamos capaces de exportar”, enfatizó, a la vez de agradecer al titular del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPBS), Julio Mazzoleni, y equipo entender y comprender la dimensión de este hecho, poniendo a disposición todo el equipo técnico que trabaja en estas necesidades primarias que han tenido. También, agradeció al equipo del MIC por el trabajo con las instituciones públicas y privadas, de manera a ir destrabando cada paso para llegar a la concreción ,y finamente agradeció a la prensa, señalando:  “Es un acuerdo que marca un hito, de que se pueden hacer bien las cosas, de lograr un precio justo a un producto de calidad donde pueda haber una distribución equitativa del impacto, y por sobre todo, que tenemos la capacidad de una asociación de confianza entre el sector público y privado. Es un orgullo de mi parte poder decir hoy esto y haber recorrido las fábricas, y de las tantas lecciones que nos deja la pandemia, esta es una positiva: la capacidad de reconversión, la resiliencia, de hacer frente los paraguayos y las paraguayas a las vicisitudes”, resaltó. 

Asimismo, la ministra Cramer subrayó que es el primer Acuerdo Nacional industrial, para un sector específico de la industria, y que no ha sido fácil porque requirió que en la asociación se pongan de acuerdo en diferentes equipos de empresas: de primera línea, las responsables ante el Estado, que distribuyan el trabajo a las segundas líneas y a una tercera, para llegar a talleres de lugares tan recónditos del país. “Gracias a este emprendimiento, muchas familias están con trabajo durante la pandemia”, añadió. 

El presidente de la AICP, Diego Daud, enfatizó en su discurso, el día histórico no solamente para la confección, sino para toda la industria nacional, alegando que se demuestra con hechos que la misma está preparada para poder abastecer cualquier necesidad que surja en el Estado, como en este caso, las batas de uso médico, que es un producto de primera necesidad para la batalla de la COVID. “Orgullosamente podemos decir que la industria nacional es la que está abasteciendo con una calidad superior a las importadas. Ojalá pueda mantenerse, y sabemos que depende de nosotros. Hacemos la entrega simbólica de unas batas de la empresa emblemática de la confección, como lo es Martel”, dijo, señalando seguidamente que más de 100 empresas están trabajando en la fabricación de las batas. “Son empresas grandes, exportadoras, medianas y chicas, y están fabricando en todo el Paraguay. Tenemos batas fabricándose en ciudades como Pilar, Encarnación, Horqueta y otras tantas ciudades, con el efecto que hace la diseminación del trabajo, y lo que se genera es difícil de medir. Nosotros estimamos que entre 3 a 5 mil personas trabajan, y están vinculadas a la producción de la confección de las batas, y que tendrán unos ingresos dignos para mantener a sus familias, por lo menos hasta fin de año y esperamos que sean más”, dijo dirigiéndose al titular del MSPBS, Julio Mazzoleni.

Concluyó el discurso, refiriéndose que es la primera vez en la historia de nuestro país que se logra un acuerdo entre una industria y el Estado. “Tendrían que llenarnos de orgullo y sentar precedentes para que se repita, y sea una constante en las compras públicas. Es importante el trabajo interinstitucional entre el sector privado y el sector público, que es lo que hizo que esto se materialice de esta manera exitosa”, finalizó.

El Acuerdo Nacional (AN), es una modalidad alternativa de contratación pública, prevista en el Decreto N° 2992/19 y su reglamentación, la Resolución DNCP N° 1399/2020, y que permite a una entidad (en este caso, el MSPBS) realizarlo para la provisión de un producto en particular, con sus especificaciones técnicas correspondientes, a un precio fijado de común acuerdo con la empresa oferente (cualquier empresa industrial confeccionista nacional), la cual puede ser o no asociada a la AICP, y no permitiendo la participación de importadores. En este caso, el objeto del AN es exclusivamente para la provisión de las batas de uso médico, para el personal del MSPBS, que será utilizado para la atención de los pacientes afectados por la COVID-19.

Como no se compite por precio, la contratación se realiza mediante concurso de oferta en donde los oferentes compiten según su capacidad de cumplimiento de cantidades y plazos de entrega, y de las condiciones exigidas por el MSPBS. La base legal, es la Ley N° 6524/20 de Emergencia Sanitaria Nacional por la pandemia del Coronavirus.

Volver