2019-11-20

Viceministro de Comercio: “No existe posibilidad que de una escasez aguda de cemento”

Viceministro de Comercio: “No existe posibilidad que de una escasez aguda de cemento”

El titular del Viceministerio de Comercio del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), Pedro Mancuello, puntualizo que desde el MIC, se ha venido trabajando conjuntamente con los productores del sector privado y público de cemento, tanto la Industria Nacional de Centro (INC) como Cementos Yguazú, para asegurar que la producción nacional sea complementada, con la importación del cemento extranjero. Siguió explicando que estos momentos existe una condición climática, que es la bajante del río que está afectando la producción nacional de cemento, tanto la industria publica como la privada, están teniendo problemas de provisionamiento de materias primas y están regulando sus entregas. “Esta situación coyuntural que es la bajante del rio, esta siendo aprovechada por un lado por sectores que están acostumbrados a especular con el precio, tratando de acaparar el producto y esperando a que suba de valor; y por otro lado, también está la reactivación de las obras públicas, y el aumento de obras que se da normalmente en esta época del año, con una mayor construcción.

Queremos asegurar de que no existe posibilidad que de una escasez aguda de cemento. El faltante de cemento está siendo cubierto, y estamos tomando las medidas, para que la importación de cemento permita cubrir ese faltante. La buena noticia es la reactivación económica”, subrayó

Igualmente, se refirió a los diferentes tipos de cemento, que son el destinado a las construcción, al hormigón y los que se necesitan para las rutas, los cementos especiales como los cementos blancos, que no se fabrican en Paraguay y para tal efecto se dispone de un esquema de licencia previas de importación, que permite en caso que se necesite, apoyar a la industria nacional, regulando la entrada de cemento  del mismo tipo del que se fabrica en Paraguay. “Pero, actualmente se está facilitando y agilizando todas las importaciones de cemento, para contrarrestar eventualmente la menor producción local, debido al factor relacionado principalmente con la provisión de materia prima. En síntesis, no existe ninguna posibilidad de que escasee el cemento. El cemento de producción nacional está siendo complementado con la importación de cemento, y los productores de países limítrofes están asegurando la provisión y mantener los precios”, resaltó, al tiempo de agregar que se está viendo cómo hacer para apoyar la producción nacional tanto pública como privada, para que puedan retomar el ritmo de producción y que se pueda complementar la producción local con la importación de cemento.

Refiriéndose a los motivos de la aparente escasez, enfatizó que puede tener origen en dos motivos adicionales. “Una razón podría ser la especulación para aprovecharse del sobreprecio del cemento, en ese sentido con la Unidad Interinstitucional para la Prevención Combate y Represión del Anticontrabando (UIC), se tomarán los recaudos, conjuntamente con el INC y el MIC, para verificar y sancionar a los establecimientos que quieran acaparar y aprovecharse de la subida de precio. La otra razón podría ser la reactivación en obras públicas y la reactivación económica, que el mes de setiembre alcanzo el 6 %. Estos serían los motivos que podrían estar presionando, a la mayor demanda del producto”, dijo.

El viceministro de Comercio, también comentó que existen tres frentes para realizar denuncias: la UIC, el Ministerio de Industria y Comercio y la Industria Nacional de Cemento, esta última institución hará un programa de seguimiento a distribuidores, con el fin de constatar los lugares dónde falta cemento y chequear la situación. “En esta época del año muchos aprovechan para realizar una mayor inversión en infraestructuras, y a esto se suma las obras publicas en todo el país que invierte muchos recursos, y esto genera una presión adicional, para la demanda de materia prima, cementos varillas y otros”, agregó. 

Refiriéndose acerca de dónde proviene el cemento que se utiliza en el mercado local, detallo que principalmente de Bolivia, de Uruguay, y también de Brasil y Argentina. “Los países limítrofes tienen grandes fábricas de cemento”, señaló y seguidamente indicó que si uno tiene una buena industria local no necesita importar grandes cantidades, porque la relación precio-flete de un producto que tiene volumen y mucho peso, encarece muchísimo el producto final. “Si uno tiene buenas fabricas como las que estamos teniendo y las que se están proyectando, tenemos condiciones de autoabastecernos, y eventualmente de poder exportar”, concluyó.  


Volver